miércoles, 9 de diciembre de 2009

La Música del Viento



Imagínate que tus padres van de vacaciones a la India y, entre todos los recuerdos que se traen, uno de ellos es una preciosa alfombra hecha a mano. Una alfombra bellísima que hará las delicias de todos los que visiten tu casa cuando tus padres la coloquen en el salón o en el recibidor.
Al admirar detenidamente lo bien hecha que está la alfombra, tus padres descubren, escondido entre los pliegues del dobladillo un angustioso mensaje como éste:
“SOCORRO. AYUDA, POR FAVOR. SOMOS ESCLAVOS. LIBERTAD. IQBAL”
¿Qué harías tú a continuación? O mejor, ¿qué harían tus padres? (Puedes preguntárselo).
Bueno, no exactamente así, pero casi, es como empieza el estupendo libro de Jordi Serra i Fabra titulado La Música del Viento”.
El protagonista del libro es Alberto, un periodista que ya conoce in situ la triste realidad de la India. Y quien compra la alfombra no es él, sino una pareja amiga que ha ido a pasar unos días a aquel lejano y exótico país.
Cuando sus amigos le enseñan el mensaje oculto en la alfombra decide actuar, irse a la India, llegar hasta la tienda en la que fue vendida la alfombra y rescatar a Iqbal.
Pero claro, las cosas no son tan sencillas como decir: voy, lo encuentro y lo rescato.
Te podría contar más, por ejemplo, que Iqbal había mandado más mensajes pidiendo socorro; que Alberto finalmente consigue llegar hasta el taller en el que se fabricaban las alfombras; que en ese taller encuentra a más niños fabricándolas en unas condiciones infrahumanas…
Pero no te voy a desvelar más cosas. Bueno, sí, una última: que esta historia, aunque sea inventada, está inspirada en un hecho real (y muy triste):

Iqbal existió realmente. Su nombre completo era Iqbal Masih, nació en Pakistán y cuando tenía 4 años su padre lo vendió a un fabricante de alfombras porque necesitaba dinero para poder pagar la boda del hermano mayor de Iqbal. ¿Cuánto dinero recibió a cambio? 600 rupias (unos 8 euros).
Estuvo encerrado en el taller, trabajando más de 12 horas diarias, durante varios años. Finalmente, cuando tenía 10, consiguió escapar y pudo denunciar las durísimas condiciones de vida de los niños esclavos. Cuando tenía 12 años, fue asesinado para evitar que siguiese denunciando a los talleres.
Espero que si has leído hasta aquí te interese realmente leer La Música del Viento.
Título: La Música del Viento
Autor: Jordi Serra i Fabra
Editorial: Ediciones del Bronce
Nº de páginas: 155

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada